Loading your cart

Sandman

Neil Gaiman es actualmente un reputado autor en el campo de la literatura de género terrorífico y fantástico (Coraline, por ejemplo, es una novela excelente), pero sus éxitos en el medio del cómic empiezan a quedarse bastante relegados en el tiempo y en la memoria. Para solventar esto último el autor inglés vuelve de vez en cuando sobre su personaje fetiche, el Rey del Sueño, más comúnmente conocido como Sandman.

En su reciente “Overture”, Gaiman y J. H. Williams, un dibujante todopoderoso que sabe dibujar de todo y siempre lo hace bien, se recuperan las mismas vibraciones que se producían durante la lectura de la colección original de Sandman compuesta por 75 números y diversos “spin offs” (las minis de Muerte, el cruce con Sandman Mistery Theatre, etcétera).

Sandman fue buque insignia del sello Vertigo, algo fácilmente comprobable en cuanto nos damos cuenta de que la propuesta del guionista inglés y de sus múltiples dibujantes (entre los que destacan Sam Kieth, que dibujó el primer arco argumental de todos, P. Craig Russell, Bryan Talbot y Michael Zulli), poco tenía que ver con el resto del material que Karen Berger, la editora del famoso subsello de DC, sacó al mercado.

Garth Ennis o Grant Morrison también serán capaces de emocionarnos con sus personales estilos, pero sólo Neil Gaiman consigue rescatar las sensaciones que puede tener cualquier niño sorprendido por primera vez con un relato de viva voz, una de las primeras formas de comunicación, sino la primera, de los seres humanos. En Sandman vale cualquier tipo de cuento para conseguir tenernos cautivos y sin levantar la mirada del cómic que sostenemos, y a veces también funciona como un compendio de las más granadas fábulas de la Historia, y eso sin renunciar a contarnos la evolución del protagonista de la cabecera. Incluso aparecen super-héroes olvidados en ella, como es el caso de uno de los portadores del nombre de “Sandman” que ideó Jack Kirby en los setenta, y aunque se haya obviado más tarde, Batman aparecía en los primeros números como personaje invitado. Pero eso es lo de menos.Es más importante fijarnos en la increíble imaginación y sentido de la maravilla que Gaiman y los dibujantes que colaboraron en la colección consiguieron imprimir a las sucesivas sagas.

Por mucho que Neil Gaiman se gane las habichuelas escribiendo novelas en este 2016, fue en su serie de fantasía y mitología para Vertigo donde el autor volcó los cientos de lecturas que había disfrutado desde que era adolescente, y el resultado fue tan magnífico que sigue siendo uno de los cómics preferidos por lectores de todo el mundo. Seguidores que pueden seguir disfrutando de a Tierra de los Sueños gracias a las sucesivas reediciones y nuevas aventuras que aparecen periódicamente en el mercado de la obra, veinte años después de la finalización de la colección original.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.