Loading your cart
Carcassone

Carcassone

Juego de Mesa
Cargando stock... por favor espere.

 ¿De qué va?

 Desde hace más de 10 años Carcassone es uno de los grandes juegos del panorama, un verdadero clásico. Ganador del Spiel des Jahres en el 2001, Carcassonne nos transporta a la época medieval.

 En cada turno, los jugadores situarán una losa que representará el entramado del mapa: las piezas de ciudades, caminos, campos y claustros. En ellas se colocará a los seguidores que son los caballeros, el ladrón, el granjero o el monje.

 Cada uno tiene sus ventajas y beneficios en puntos según el terreno en el que se sitúe. La posición de los seguidores es fundamental, cada seguidor tiene su lugar. Hay que poner al monje en el claustro y al granjero en el campo y así se conseguirán muchos puntos al final del juego.

Es importante tener un plan y una perspectiva espacial del territorio. Con la táctica trazada ya estás listo para jugar pero cuidado que puede salir una pieza que no esperabas.

 Los jugadores pueden puntuar de dos formas:

  1.  Durante el juego se puntúa sólo por construcción acabada. Los puntos se los lleva el jugador con más piezas de personaje presentes en la construcción en cuestión: un punto por ficha de camino completado, dos puntos por ficha y escudo de ciudad acabada y nueve puntos por monasterio totalmente rodeado. En estos casos los jugadores devuelven sus piezas de personaje a su fondo para utilizarlas en otras construcciones.
  2. Al final del juego se puntúan las granjas y las construcciones inacabadas con presencia de jugadores. Los puntos se los lleva igualmente el jugador con más piezas de personaje presentes en la construcción en cuestión: un punto por ficha de camino, un punto por ficha y escudo de ciudad, un punto por monasterio y ficha que lo rodee, y tres puntos por cada ciudad abastecida por granja.

 Un planteamiento sencillo que sorprende por sus posibilidades estratégicas.

 ¿Son largos los turnos?

 La interacción entre jugadores es un punto importante del juego, y tendrás que estar muy atento a lo que hacen tus contrincantes. No es probable que te aburras.

 ¿Con quién podré jugar?

 Es un juego ideal para jugar en familia. Además, funciona muy bien como alternativa a juegos del mismo estilo pero más complejos, como Catán o Puerto Rico.

 ¿Las reglas son complicadas?

 Son sencillas, pero ingeniosas. La colocación inicial es también muy simple y se tarda muy poco en preparar el juego. Todo un punto a su favor.

 ¿Tiene expansiones?

 Muchísimas. Todas editadas por Devir.

 En cualquier caso, juega primero unas cuantas veces al reglamento básico antes de animarte con alguna expansión.

 ¿Algún detalle negativo?

 Más allá de gustos es difícil decir algo negativo de Carcassone. Es sencillo y está muy bien hecho.

 ¿Por qué debería comprar este juego?

 Porque es un gran clásico. Su estructura es sencilla pero está muy bien diseñado, y es entretenido, bonito y con muchas posibilidades estratégicas. Suele tener un lugar privilegiado en cualquier colección.

 Tiene muchas virtudes, como su sencillez. Y aún siendo simple en su base es un juego con muchas posibilidades. Un juego ideal para jugar en familia.

Detalles:

 Edad Recomendada: Más de 8 años.

 Duración: 40 min.

 Dificultad: Fácil.

 Nº Mínimo de jugadores: 1

 Nº Máximo de jugadores: 8

Número de jugadores recomendado: 4