Loading your cart

Aquí puedes encontrar todas las CARTAS SUELTAS MATERIAL SELLADO y ACCESORIOS de Force of Will

 

¿Qué es Force of Will?

“En tiempos antiguos, había una tierra donde Dioses y Demonios guerreaban sin parar. Una tierra agraciada por los Cinco Elementos, llamada Valhalla. Tras un período interminable de tiempo, la guerra no cesaba y se repetía una y otra vez hasta que acabó involucrando a todos sus habitantes.

Dioses y Demonios, ayudados unos artefactos antiquísimos, las Piedras Mágicas,  pronto desarrollaron técnicas mágicas para invocar y revivir las almas de sus caídos en estas gentes para unirlos a su causa. Un susurro se oyó…”A cambio de tu alma, obtendrás un poder inimaginable…”. Animados por esta profecía, el pueblo llano de Valhalla se unió e hizo pactos (Juicios) que les garantizasen nuevos poderes.

Ayudados por las Piedras Mágicas, sus poseedores veían sus capacidades amplificadas y mejoradas, pero sólo los más fuertes de espíritu, podían dominar tamaño poder. Se llamaron Soberanos (“Rulers”) y forjaron dinastías alrededor el mundo hasta que un día unos seres con extraños ropajes hicieron aparición, eran los moradores de El Castillo de la Noche de la Luna Azul.

Aquellos que luchan por sus propias creencias, aquellos que luchan por los Dioses y los que luchan contra ellos están en guerra, y es una guerra que acaba de empezar…”

 El diseño de las cartas es la leche

 

Así comienza la historia de Force of Will, el juego que en apenas 2 años se ha colocado como uno de los más jugados en todo el mundo, con una impresionante expansión en diversos lugares del mundo, desde Italia a Japón.

Es un juego de cartas coleccionables ambientado en el mundo de los cuentos y creencias populares de cualquier lugar del planeta. Tanto es así que aparecen personajes como Drácula, Blancanieves, Cthulhu, El Mago de Oz, etc... De mecánica muy similar a dos de los mejores juegos de cartas, Magic: The Gathering y Hearthstone, añade un espectaular diseño, con dibujos que oscilan desde un carácter Manga muy marcado a otro mucho más occidentalizados.

Jugamos contra otro jugador y nos valemos de un mazo de cartas que se divide en 3 partes:

  • Mazo de juego Principal. Con criaturas (“Resonators”), hechizos, encantamientos, etc…

  • Mazo de Piedras Mágicas. Son las que nos permiten jugar nuestras cartas

  • Ruler. Es una única carta con habilidades especiales.

Nuestro objetivo es acabar con el contrario de 2 formas:

  • Acabando con todas sus vidas, empezando cada jugador con 4000 puntos cada uno. (Si morimos ambos a la vez, se miran las cartas que nos quedan en la mazo).

  • Terminando con todas las cartas del mazo del oponente de tal forma que no pueda robar más.

¿Cómo se juega?

Tenemos que crear:

  • 1 Mazo Principal. Tiene que estar compuesto de al menos 40 cartas y en el que se pueden incluir como máximo cuatro copias de cualquier carta con el mismo nombre.

  • 1 Mazo de Piedras Mágicas. Sólo puede incluir piedras mágicas. Tiene que estar compuesto de 10 a 20 cartas y se pueden incluir como máximo cuatro copias de piedras mágicas especiales con el mismo nombre y cualquier número de piedras mágicas no especiales con el mismo nombre.

  • 1 Soberano (Ruler). Son las únicas cartas que tienen doble cara, ya que se pueden “transformar” (Se convierte entonces en Soberano-J). Para darle la vuelta, necesitas pagar su coste de activación. Una vez lo hagas, se convertirá en “otra criatura” con la que podrás atacar o usar sus habilidades.

Con esto ya tenemos todo lo necesario para jugar. Empezamos decidiendo quién empieza (por el método que más os guste, tirando un dado, a piedra papel o tijera, cara o cruz, etc…) y al lío.

Cada jugador roba 5 cartas (si no te gustan, puedes descartar las cartas que no te gusten y robar de nuevo).

Los turnos se dividen en varias fases, para no extendernos demasiado, os indicamos lo más importante de cada una:

  • Fase de Robo. Robamos una carta de nuestro Mazo Principal y activamos las habilidades que digan “al principio del turno” o “al principio de la fase de robo”

  • Fase de Preparación. “Preparamos (Enderezamos) nuestros permanentes (las cartas de campo, área de piedras mágicas y área de Soberano).

  • Fase Principal. Podemos jugar acciones en cualquier orden y número de veces:

         - Jugar un Resonador, Insignia, Añadido o Hechizo: Canto.

         - Declarar un combate.

         - Realizar el Juicio.


         - Pagar [2] para colocar cualquier carta de su mano en el área de canto-oculto boca abajo.


         - Convocar una piedra mágica (solo una vez por turno).

  • Fase Final. Aquí jugamos las habilidades que se activen al final del turno, limpiamos el daño de Resonadores y Soberanos-J y damos por finalizado nuestro turno.

 Caperucita Roja. Una Soberana con todas las de la ley.

 

IMPORTANTE: EN ESTE ENLACE OS DEJAMOS UN ENLACE A LAS NORMAS DE JUEGO

Las Piedras Mágicas son aquellas fuentes que nos permiten jugar nuestras cartas, podemos jugar una única Piedra Mágica por turno, para ello tenemos que “Agotar/Girar” a nuestro soberano. Cuando lo hagamos, cogemos la primera carta del mazo de Piedras Mágicas y la colocamos en su zona correspondiente. Girando estas Piedras, conseguimos puntos de voluntad para jugar nuestros hechizos (como véis, muy parecido a Magic).

Cuando tus Resonadores atacan, pueden hacerlo o bien al jugador o a los otros Resonadores o Soberanos-J del oponente, en este caso, se harían daño mutuamente.

A diferencia, de otros juegos en los que a veces es frustrante no poder jugar tus hechizos, el hecho de que podemos jugar una Piedra (“maná”) por turno, propicia que nunca nos atasquemos, por lo que es una gozada saber que siempre podrás jugar hechizos. También es importante resaltar el aspecto del combate, en el que tus resonadores van atacando de uno en uno.

En cuanto al tipo de mazos que podemos jugar, al componerse de 5 colores (Blanco = Luz, Azul = Agua, Negro = Oscuridad, Rojo = Fuego y Verde = Viento) que pueden combinarse, tenemos infinidad de opciones para configurar una baraja a nuestra medida, ya que existen Piedras que pueden darnos estos dos colores.

Tiene la ventaja de ser muy sencillo de aprender, en una tarde y con 2 Packs de Introducción ya estaréis viciados y, que pese a ser un juego de cartas coleccionable, todas las cartas son muy sencillas de conseguir, ya que aunque hay cartas con rarezas:

  • Común

  • Infrecuente

  • Rara

  • Super Rara

 ¿Cómo empiezo a jugar?

Pásate por nuestra sección de Force of Will  para comprar todos los productos en Español del juego. Tienes Sobres a 3,95€, Cajas de 36 Sobres por 130€ o los imprescindibles Pack de Inicio por 16,95€